Testimonios

Comparte en las redes sociales.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Las virtudes le sobraban.

Testimonio de un seminarista.

Posiblemente Willy, como todas las personas, tenía más defectos, pero había algo seguro: «las virtudes le sobraban». Hijo de una familia donde nada le faltaba, vivía totalmente desapegado de las cosas superfluas. A pesar de que vivía siempre con la plata justa para desenvolverse entre la facultad y el apostolado, nunca permitía que a nadie le faltara nada. Hasta su propia ropa nueva no dudaba en ofrecerla a quien le faltara. Y si alguien venía a pedir comida al Seminario, además de llevarse un alimento, se llevaba en la memoria su sonrisa y buen trato.

¿Quieres leer el último escrito publicado?
¿Quieres leer la última noticia publicada?

Testimonios relacionados.

Guillermo Muzzio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *